jueves, 30 de diciembre de 2010

Hagamos un repaso del año. Está de moda y me mola jajaja.
Joder...en este año me he consagrado. He recibido bien de ostias y hasta creo haber madurado. He asimilado más conceptos de los que nunca creí haber imaginado.

Me olvidé de lo que fue mi primer amor durante 4 años. Simplemente lo superé. Ahora... no busco a nadie. Tan sólo espero compartir una buena copa, con alguien que después no me la juegue por detrás. Y no pienses que es fácil.
2010 lo recordaré para siempre. Para mí este es el año cero. Así lo he enfocado.
Me he dado cuenta de quién soy y cómo soy. He recapacitado en quién he sido durante una temporada y recordando cómo fui, creo haberme reinventado.

Al son de "Los huesos de los besos" de Fito, esbozo una sonrisa de satisfacción. Sí.
He entendido que tengo que trabajar, que pasarlo mal, no es más que el paso previo a disfrutar.
Que mi familia está ahí ocurra lo que ocurra en mi vida. Me comporte como me comporte con ellos, siempre estarán ahí para cuando los necesite. Gracias.
He entendido que tener cualidades no es malo. Que si alguien me alaga no es por peloteo, sino porque quizás algunas cosas las hago bien. (Gracias a ti que me lees siempre que puedes)
Que tengo más talento que para estar tirando vinos. He entendido que los sueños se cumplen.
Y si no fíjate. Mi sueño era tener un coche mío. Propio. Pagado enteramente por mí y que tuviera un techo descapotable (mis padres, hace años tuvieron un Mercedes 230, que tenía ese tipo de techo y yo siempre quise tener uno igual) que fuera presentable. Y tras aquel famoso Clio he pasado a mi cochecito. Ahora sólo falta la casita en la playa y llegar a ser el tipo de persona, que soñaba ser cuando era pequeño.

Ahora escribiendo desde el sofá de casa, miro al techo como quien mira un atardecer y piensa sobre la vida. ¿Qué historias me deparará este nuevo año? ¿evolucionaré o daré con mis huesos en el pasado? ¿Seguirá este blog? ¿Me fichará el Real Madrid para que entrene a sus chavales de fútbol 7?
Lo que si tengo muy claro es que de aquí a un día y muy poquito, empezará para mí el "año uno", donde por fin empezaré a demostrar mi potencial. No es un efímero propósito de principio de año. Para mí es una realidad. Se acabó el ser diplomático. Últimamente, me he dado cuenta de que mucha gente habla sin calibrar sus palabras. Así como yo pienso en si lo que digo puede molestar a alguien, hay gente que escupe mierda por la boca. Pero literalmente. Como quien tiene una mala digestión, hay gente que cuando habla, sólo sabe echar una mala digestión marrón, por la boca. A esa gente no pienso darle respiro. A la primera vomitona, golpe secante. Así se tomarán más precauciones a la hora de hablar.
Pero no adelantemos acontecimientos. Por ahora, y si consigo el material, me espera un cambio de look radical.

Simplemente darte las gracias de corazón. Gracias por seguirme puntual o diariamente. Este impulso sufrido en este año, es debido al gran esfuerzo de marketing hecho por mi padre, publicatando el blog a todos sus conocidos, amigos, comerciales... y al boca boca que has ido haciendo tú. Gracias por soportar y leer cada historieta que escribo en este nuestro rinconcíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiito de Internet. Gracias por comentarme en el blog, por tuenti, en una llamada o cuando hemos coincidido por ahí. Gracias a las veintipico personas que leeis mi blog casi a diario. O eso, o los tres que comentan se meten veinte veces a ver si he actualizado el blog.

Y bueno...no quería despedirme sin deciros que ocurra, lo que ocurra en mi vida, jamás, pienso olvidar los buenísimos momentos que me habéis y estáis haciendo pasar. Me hacéis saber y creer, que siendo un tiravinos cualquiera, un niñato de 22 años, un gordaco del montón, los sueños se cumplen y en este caso, y sin saberlo, estáis haciendo que todo esta historia del blog, parezca un sueño del que no quisiera despertar nunca.

Sé que no se me va olvidar escribirlo, así que. Don Luis Dominguez C. Gracias poderoso caballero, tú que me enseñaste que cuando uno hace las cosas bien, tiene derecho a ser un poquito cabezón. Aquí un compañero de barra que nunca te olvidará.

En definitiva a todos vosotros GRACIAS. Y con un cariño más especial si cabe, GRACIAS Luis y Fidel. Supongo que allí donde estéis, Luis explicará cómo arreglar un coche mientras se ríe detrás de una barra y Fidel le dirá aquello de "Anda y vete a tomar por culo".

martes, 28 de diciembre de 2010

Día de los Santos Inocentes

Yo me cago en la santa madre del Hijo de la Gran puta que me ha mangado el intermitente derecho de mi coche. Me lo han robado. Me levanto a las 5:45 con un trancazo descomunal. Voy hacia mi amado coche y al ir a observar su precioso morro, veo que me faltaba el cristal del intermitente. Rápidamente pienso en si alguien me pudo dar un golpe mientras estaba aparcado, pero el coche no se ha movido de donde estaba desde las cuatro de la tarde. Además la chapa está intacta. Conclusión...Hoy amanecerá otro Audi 80 que le faltaba el intermitente, con MI, intermitente. Eso que no son todavía ni las siete de la mañana. (6:45) y cuando salga de aquí a gastarle una inocentada a mi cuenta de ahorros. Ni quiero pensar en lo que me puede costar un cristalito de esos.

Eso es todo por ahora seguiré dando parte según sucedan los acontecimientos.

09:00 la pizarra con el menú y todo lo que se pone fuera se rompe. Me tiro 20 mins poniendo cinta islante sin parar.

14:00 Recibo una crítica de mi blog que me hace reflexionar: "escribes muy triste" Joder... Supongo que me averguenza escribir cosas alegres. Siempre me han dicho que soy muy empalagoso, así que me da cosa escribir cosas alegres. Supongo que esa mirada tras la botella de whisky que lo tiñe todo de un grasiento o añejo tono amarillento me alegra. Supongo que escribo de lo que no me abunda. Siempre soy positivo. Siempre intento sonreir y le busco el lado positivo a todo lo malo que me ocurre. Así que cuando me siento delante del ordenador y me pongo a escribir, mi intención es que el lector después de leer lo mío, mire a su alrrededor y valore más lo que tiene. Una familia. Cuando alguien te ofrece su mano y te la acaricia. Cuando alguien te sonríe o cuando haces reir. En resumen. Lo positivo ya lo vemos nosotros. Lo mío es un bote de realidad extrema que explota, que te impregna de arriba abajo.

Y luego está la razón auténtica y simple. Siempre me han gustado las cosas difíciles. Escribir que el bueno se lleva a la chica, que al final todo se arregla y ella sale bien o que pasa de puta a princesa me parece siempre demasiado fácil y predecible. Todavía me acuerdo del final de la película (sí, no me leí el libro, perdón) "el niño del pijama de rayas". Se me quedó más ese final
que el de Pocahontas o liberad a Willi.

16:00. Para comprobar si era fácil de quitar el intermitente del coche o no, decido forzar el izquierdo un poco.
16:01 Me quedo con el cristal en la mano. Al parecer el aislante estaba podrido y lo he arrancado sin apenas esfuerzo.
16:40 Me he dejado la cartera en el bar.
17:15 Llego al desguace donde no hay intermitente derecho blanco. Pero oh sorpresa. Tienen un antiniebla derecho delantero. ¡Lo compro!
17:16 No tengo pasta suficiente. Le digo que me paso en 20 mins mientras busco una Caixa.
17:16 a 18 15 NO ENCUENTRO UNA PUTA CAIXA.
18:20. He vuelto de Burlada de la Caixa.
19:00 Entro en la tienda oficial de Audi donde el palo por un intermitente derecho será elegante.
19:01. Fíjate que el tío ese me suena. Me suena... cómo que es el novio de mi prima. Oh suerte descuento de un 20% en el faro.
Hoy es mi día de suerte.

21:58. Acabo de rematar esta entrada según empiezo a preparar la de mañana. Te lo adelanto: Un cuento de experimentación.

domingo, 26 de diciembre de 2010

El Poeta Borracho en: "lives organitation"

Después de tanto cuento, toca una de esas reflexiones personales. Esta vez espero ser breve y cuanto menos brasas mejor.

Mi problema con la cocina es que en cuanto entran 3 platos, ya no sé por dónde empezar. (Ahora sustituye cocina por vida y platos por cualidades. Ahí tienes el resumen de la entrada.)
Seguramente pensarás que no me sé organizar y... has acertado. Pero como tampoco quiero resumir tanto.... déjemonos que mi mente hable.

Saco el jamón. El baicon. El lomo. Las patatas fritas. Saco también los platos. Y me quedo observándolo todo porque no sé por dónde empezar. Sé que tengo que empezar rápido por algún lado pero hasta pasados unos minutos soy incapaz de cocinar. Luego cuando empiezo a hacerlo los platos se me quedan fríos y tengo que tirar de trucos para que todo salga caliente.
Hablando con el cocinero me puso en práctica algo que ya sabía. Hay que empezar por lo que más cuesta hacer; los huevos fritos. De ahí patatas y bacon a la freidora juntos. Así gano tiempo y mientras tanto el lomo y los pimientos a la sarten. Después habrá un momento en que esté hecho todo y apenas habrá una diferencia de segundos entre los alimentos.

En mi vida ocurre algo parecido o similar a lo que me ocurre en la cocina. Tengo muchísimas ideas. Tengo talento (con el paso del tiempo he descubierto que algo tengo....) Pero no sé por donde empezar.

Me gustaría colaborar con alguna revista ocasionalmente. Tengo una idea fantástica para montar una web, con la que incluso podría sacarme algo de dinero. Me gustaría darme a conocer en este mundillo literario. Aunque no sea más que un tiravinos que tira malas historias, pero al menos intentarlo. Pero...otra vez no sé por dónde empezar. Considero que esos mundos es para gente mejor que yo. Con más estudios. Con mayor calidad...no. No es miedo al fracaso. Es no saber por dónde empezar y si mi estilo encajará en algún lado. ¿Dónde meteríais uno de mis escritos? Me refiero a... ¿en qué sección?

Supongo que una vez focalizado el problema ahora me tocará resolverlo. He vivido un tiempo tranquilísimo. He madurado a niveles agigantados (no hay más que buscar una entrada del año pasado sobre estas fechas. Depresivo perdido.) pero siento que este es el momento. Momento de irme de casa a la aventura, recibir muchos palos y probar suerte. Pero no como otras veces. El único problema que tengo es mi coche. Es lo único que me ata aquí. Que me daría muchísima pena venderlo pero ahora que lo escribo...qué penoso ¿no Unai? atar tu vida por un coche.

Acabando. 2011 espero que sea el año de mi confirmación. Por cierto ahora vienen un par de líneas de paranoyas diversas.
Siempre he pensado que los años impares me traian mala suerte. MENTIRA. Las acciones que realiza uno, repercuten en lo que llama "suerte". Si haces las cosas mal, o sin intención o... mal acabarás.
Por otro lado espero estrenar un nuevo apartado en breve. El tiempo que me cueste descubrir cómo hacerlo.
Por cierto. También me he cansado de la masturbación y estoy demasiado gordo como para tener novia, lo cual...es una putada bien grande. "Poeta Borracho...nosotras sólo nos fijamos en el interior." "Dame pan y llámame tonto" que respondería el otro. Y es normal. A mí a simple vista me ponen a una tía gorda y super simpática y otra delgada pero con mala ostia y de primeras... ya tengo clara mi elección. Así que en una discoteca... mal lo tengo para ligar.
La otra opción es que me presenten a las dos y compartamos un café. Mira en ese caso ya cambiarían las cosas.

Así que ¿por qué crees que soy camarero? Para estar todo el día "compartiendo cafés".
Muchas gracias como siempre y nos vemos mañana seguuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuro.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Especial Nochebuena. (Extended version)

Los niños en la mesa rezaban el padre nuestro. Los suegros vigilaban cuales militares a sus nietos. Mi mujer metía mano a mi hermano. Al mismo tiempo y mientras todos estaban mirando hacia abajo como buscando algo místico, la mujer de mi hermano no paraba de jugar con una mazorca de maíz. Que si ahora la chupo. Que si ahora le doy mordisquitos. Una vez rezadas las oraciones todos se zambullen en la comida. Ella se disculpa y se va a la cocina. Allí y sabiendo que la sigo con la mirada, se levanta el vestido y se va introduciendo por la vagina levemente el rodiyo con el que mi suegra ha hecho el pan. Ya decía yo que tenía un "ligero toque de mar".

Así empezaba una nochebuena más. Una buena noche donde hace tiempo que dejé de sorprenderme. Aunque la comida estaba bastante buena, el ambiente real estaba debajo de la mesa. Aquella puta mesa era una metáfora cristiana en toda regla. Por encima del mantel todos éramos divinos. Por debajo de él volaban las manos y los pies pecadores.
Fui para el baño. Trago de whiskito. No. No es deshaogar mis penas en alcohol. Es preparar el cuerpo para momentos tan duros como una cena familiar.

Para antes del cordero ya habían empezado a volar los primero puñales. Que si dinero prestado no devuelto. Que si los abuelos no son niñeros. Otro trago de guisky. Aunque todo en un ambiente de mucha sonrisa y mucha pose. En realidad no nos podemos soportar unos a otros. Es gracioso. En una época en la que las "relaciones sociales" se hacen mediante "redes sociales" de Internet, exigimos unirnos un par de días al año en familia aunque no podamos ni vernos.
Pienso que una celebración tendría que ser como yo quisiera mi funeral. Una fiesta sin límites. Con drogas, sexo, mucho Rock &Roll pero sobre todo que viniera la gente que quisiera. Que me apreciase de verdad. Que me echaran de menos todo el año o el resto de mi vida y que tuvieran para el paso del tiempo, un recuerdo de esos que marcan una sonrisa insconsciente.

Mientras reflexionaba, mi hermano me miraba de reojo. Su mujer recriminaba a su hijo que debía anudarse bien el nudo de la corbata. Mi mujer hablaba con sus padres sobre lo bien que está conmigo. Y yo, ensimismado en el calor del whisky y el bizcocho verde ese que han traído mi sobrino mayor y su novia.

Después de comer todos desaparecen. Me salgo al balcón a fumarme. Luna llena. Llena está la luna de tantas miradas, que se ha desgastado y por eso la vemos blanca o amarillenta. ¡Dios! Estoy volando. Entro para dentro. En la primera puerta están mi hija y mi sobrino. Los dos de 9 años. Se creen sólo y espero escuchar alguna infantil confesión.

"Una vez liado el peta, sólo quedar disfrutar del THC, que es eso marrón de la marihuana y a ver Bob Esponja. Te partes la caja." Me parece haber escuchado a mi sobrino, darle lecciones sobre porros a mi hija. Debo de estar muy fumado.

Sigo. El baño está entre abierto. Esucho a mi sobrino el mayor. Este es un cabrón. Tiene a todas tías embobadas...me recuerda a mí a su edad. Seguramente esté con su novia...

"¡De una juvenil inocencia
qué conservar sino el sutil
perfume, esencia de su Abril,
l
a más maravillosa esencia!
Por lamentar a mi conciencia
quedó de un sonoro marfil
un cuento que fue de las Mil
y Una Noches de mi existencia…


Ahora confirmo que estoy fumado. No está...está...¿recitando poesía? Para cuando llego a la cocina ya estoy curado en espantos. Abro la puerta de la cocina. Mi mujer apoyada sobre la encimera y mi hermano dándole por detrás. Eso a mí no me deja hacerle. Retrocedo. No voy fumado. Esto es real. Mis suegros duermen. ¿Y yo? Creo que hoy daban un especial de Nochebuena en la 1. Al menos no rompamos las tradiciones. Me cebo un porro bien cargado. El programa es infumable, pero el whisky hace pasar mejor el mal trago. La luna me sonríe. Siempre me quedará ella.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

NOTA DEL POETA BORRACHO: En este "cuento" cada personaje tiene un tipo de letra diferente para su historia. PERSONAJE UNO. LETRA NORMAL
PERSONAJE DOS. LETRA NEGRITA.
PERSONAJE TRES. LETRA CURSIVA.

LA ESTRUCTURA SON 3 X 3.

Ahí está el cuerpo. Frío e inmovil. Con una salida de bala por la frente. Los ojos abiertos no cómo en las películas malas que los cierran. La sangre era roja y emanaba como en el nacedero de un río. La sudadera empezaba a estar manchada levemente por la manga. Los vaqueros ajustados marcaban unas partes carentes ya de atractivo.



Todo esto empezó ayer. Aquel cuyo cuerpo sin identificar aún por la policía, viajaba en su rutinaria vida como cualquier otro día. Sin espectitvas de grandes cambios. Pero aquel día los sucesos ya estaban escritos. Como a quien está marcado que le toque la lotería, a este le tocó morir.

Cuando salió de casa camino a la hamburguesería no sospechaba nada. Se cruzó con sus asesinos como tres veces hasta que entró al vestuario. Ninguno de los tres sospechaba lo que ocurriría 5 horas más tarde.

Era un artista, de eso no cabe duda. Sabía descongelar las hamburguesas como nadie. Las patatas pre fritas las freía como nadie. Embolsaba como pocos aquel colesterol en esas satinadas bolsas de papel. Y era feliz. Sobre todo era muy feliz con su trabajo.

James salió rápido del viejo cobertizo. Llevaba un revolver del calibre 22 debajo de la guantera del coche. Dice que así se sentía más seguro. En realidad siempre le había entrado curiosidad por sentir la polvora en un cuerpo ajeno. Aparcó el coche cerca de donde tú vives. Sí. Casi al lado de ese bazar chino. Y se dirigió a una hamburguesería para tomar algo antes de ir a trabajar. Después se iría al campo de tiro a perfeccionar su puntería. Pidió una doble con triple de queso y doble de patatas con un refresco gigante. Se le hacía la boca agua mientras esperaba su comida. Se sentó y relamió cada uno de sus 9 dedos. Más tarde se marchó no sin antes fijarse bien en el culo del dependiente. ´

Pasó 8 horas encajando piezas de una conocida marca de coches. Allí no paraba de pensar en el campo de tiro. En la adrenalina que soltaría.
James era un tipo simpático. Encantador que sabía embaucar a las personas a su alrededor. Un genio de las "redes sociales" (no pensar en Internet. Si no en conocer a los amigos de sus amigos, o a los jefes de los jefes...)

Después de trabajar se acercó a un parque. Allí se sentó en un banco con un Bob Esponja. Pronto un niño se le acercó. El niñó entabló conversación y empezó a toser.
James le dijo que era él era doctor y que tenía sus medicinas en el coche. El niño le acompañó. El muy hijo de puta le robó su infancia en 30 segundos de gloria. No duró más. Tampoco era necesario. Se corrió y corrió de paso 20 años de una inocente criatura. Ahora que lo sé me gustaría verlo pronto por aquí.

Se sentía pletórico. Eufórico. Se marchó al campo de tiro donde siguió soltando adrenalina y endorfinas. ¡Qué feliz y qué macho! Con el día hecho volvió a la hamburguesería donde empezó todo.

Roiston era un hombre sencillito. Sin grandes cosas. Era un tipo normal. Sus planes de vida ya los había cumplido. Disfrutó de una infancia como cualquier otra. Cuando era joven bebió hasta la saciedad como cualquier otro. Encontró un trabajo y una mujer estable que le dió dos hijos. Hoy era su día libre y no tenía que trabajar.

Nadie sospechaba lo que por su cabeza pasaba. (Nota del autor: Esta frase me parece absurdísima "sospechar lo que ocurra por una cabeza" como si los pensamientos de uno se pudieran sospechar o intuir). Entró en casa. Mandó a los niños al parque de abajo. El pequeño llevaba una PSP de Bob Esponja. Era su personaje favorito de la televisión.

Allí a solas con su mujer se empezó a quejar de todo. Ella no entendía nada. Él se quejaba por tonterías. En un arrebato hizo lo que siempre veía en su programa de televisión favorito. La agarró del pelo. La estampó contra la encima de granito. El golpe en la cabeza fue tercero ¡CLAC! crujió secamente su cuello. Empezó a vomitar sangre por la boca. Cobarde cabrón.
La descuartizó. La metió en el horno y se quedó un par de horas obsevando cómo se asaban las costillas. Sin duda Roiston estaba loco. Después se bajó a comer a la hamburguesería de debajo de casa.

Ahora lo sé. James se sentó enfrente mía. Roiston tenía una mirada de loco que me asustó. Ambos se sentaron uno en cada esquina del local. Yo disponía a irme. Ya había acabado mi turno.

En ese momento los esuché desde el almacén. James se levantó y gritó "Me cago en Dios qué bien me siento" en ese momento Roiston se levantó tirando su pedido al suelo y le contestó "Dios es lo más sagrado así que no utilices su nombre en bano" No sé cómo. No pude verlo. Apareció James con su revolver en el almacén. Le miré. Miré al suelo. En ese momento una rata saltaba sobre una cucaracha, que salía de una caja de hamburguesa con la fotografía de una vaca. Me giré. Mi cuerpo no rebotó a cámara lenta contra el suelo. Mi cuerpo cayó produciéndome un dolor que nunca más sentiría.

Ahora conozco a mi ángel de la guarda. Es negro y tiene una hierba cojonuda. Por cierto si algún día os dicen que cuando morís os ponen la película de vuestra vida. Es mentira. Te ponen un cortometraje con el final de la tuya y la relación con los desconocidos. Te lo digo yo que estoy muerto y de esto entiendo un rato.

martes, 21 de diciembre de 2010

La tarde no prometía nada diferente. Salir de trabajar descansar un par de horas y volver a enfundarse en esos negros pantalones olientes de una nicotina y utilizada.
De camino a mi rutina apareció ella. Digamos que la conocía de hace tiempo. Escribamos que fue la casualidad la que nos puso en el mismo camino.

Nos miramos. Nos echábamos de menos. Ella no lo quería reconocer y yo soy demasiado duro (gilipollas) como para demostrarlo. Durante tres segundos nos cruzamos y nos dimos la espalda. La curiosidad nos unió a nuestros reversos. Ambos nos giramos y sonreímos. "En verdad no has cambiado" pensamos instantáneamente. En verdad uno de los dos había evolucionado más.

Le conté que hacía tiempo que no follaba. Que como dice extremoduro "me abrazaste y se me puso dura" ella me cambió de tema. Comprendí entonces que no podía ser tan brusco. Debo de ser estúpido al pensar que estas cosas pueden suceder así. Tomamos un café mientras ella contaba su vida y yo me deprimía al ver cuanto de bien le iba a ella y como de "normal" me iba a mi. "A este paso descubres la cura del cáncer mientras yo me muero tirando vinos" Se ríe. Conozco esa mirada. Me acaba de follar con la mirada. Creo que el sentirse superior a mí le excita. Nos quedamos en silencio. Se ríe mientras agacha el rostro y me mira de soslayo para ver si le presto atención. Sabe que he traducido su mirada.

Para algunos sería aburrido notar o saber estas cosas. Pero cuando es algo ocasional te entra un chute de adrenalina sorprendente. Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que parece ser la primera.
Subimos al coche. Hace frío. Le digo que se me a estropeado la calefacción del coche al tiempo que intento esconder la mano entre sus muslos. Se resiste pero al final cede. Ambos sabemos que es una mentira. Ambos sabemos también que es un juego. Siento su calor. Me lo transfiere. Ella, que no es tonta, consigue llegar hasta mi epicentro sin que yo me de cuenta.
Paramos en un parking abarrotado de gente. Como en los viejos tiempos.

"Sé que no vamos a llegar muy lejos. Nos hemos vuelto a ver después de muchísimo tiempo y es normal. Así que sólo te pido que me beses. Que hace mucho tiempo que no me besan" le suelto.
Se gira sobre el respaldo. Me incorporo hacia ella. Cerramos los ojos y nuestros labios se acoplan con una experiencia y familiaridad innata. Le toco un pecho. Se me pone dura. Se separa de mí unos instantes. "Hacía tiempo que no tocabas una así ¿verdad? porque has empezado a respirar de una manera..."Me sonrojo pero le asiento con la cabeza. En el segundo su lengua empieza a jugar con el hueco que tengo entre las palas. Una pareja se queda mirando el "momento pala" (mi mano estaba fuera de la teta) y se escandaliza. Yo cada vez estoy más cachondo lo que hace que cometa un error de principiante: Avalanzarme sobre su entrepierna.

Gran error. Poco a poco y sin prisas. Hay una zona de mi vaquero que ya no da más de si. Y o revienta el vaquero o me revienta la... Me dice que ya vale por hoy. Estoy satisfecho pero el animal que llevo dentro me pide más. Le acerco a casa. Nos miramos. Nos acariamos las manos. Por un momento se me olvida toda mi vidab. Al llegar a su casa se baja. Pero antes me da una sorpresa. Se baja las medias. Me enseña su semi rasurada intimidad. Creo que esta vez revienta el pantalón. No puedo evitar la tentación y antes de que me diga nada, lanzo mi dedo a la zona que sé que le gusta. Hace ademán de quitarme la mano pero la deja y agarra mi brazo con fuerza. Gime. Se revuelve y yo creo correrme sin tocarme. Saca mi parte más dura. La agarra y se sorprende. Hace un comentario sobre que ha crecido en anchura. Apenas han pasado 45 segundos pero han sido intentísimos. Con promesas de volvernos a ver nos despedimos hasta la próxima vez. No quedamos. Ya coincideremos. Ella se marcha. Yo casi me he ido.

viernes, 17 de diciembre de 2010

¿Y por qué no?

Una suerte haberme encontrado el ordenador encendido a estas horas tan...intempestibas o anormales en mi vida. No suelo escribir entradas cuando me las piden sino cuando tengo algo que siento y necesito expresarlo.

La felicidad es tan relativa como la política. Yo sin ser relativo en estos momentos estoy feliz. Con mi inseparable "Standby" de mis apreciados "Extremoduro" tengo que confesarte que hostelería es un trabajo duro pero también muy agradecido. El conocer a gente que pasa de ser completamente desconocida a... gente cercana. Amable hasta límites insospechados. Que te cuenta su vida y compartes recuerdos gratos e ingratos por partes desiguales (siempre abundan los buenos momentos). Hoy es un día de esos. Lo que parecía ser un jueves de pirarse rápido del bar, se ha convertido en uno de esos días que guardas en la memoria con especial cariño. Un recuerdo de esos que cuando echas la vista atrás, hasta añoras. Al ritmo de la gran música (Extremoduro, Marea, Barrica, un poco de SDFK) y combinado con unos cuantos combinados, 4 personas han escrito en mi memoría un capítulo imborrable. De paso me han recordado que no debo de cambiar. Debo de seguir siendo yo mismo. Sí, un tipo gordo (eso siempre, al menos para mí, es lo de menos) tranquilo y sonriente. Que sabe cuándo hace falta y cuando sobra. Pero ante todo ser un tipo agradecido.

¿Quién iba a decirme a mí esto? Estar agusto con desconocidos. En parte y siendo sinceros, siempre me han gustado ese tipo de experiencias. Conocer a gente y compartir experiencias. De una manera desinteresada. Apoyar a quien lo necesita y no para de reir. Porque bajo mi punto de vista, no hay momentos malos en la vida. Sino momentos en los que necesitas aprender. Aprender por tus experiencias o experiencias ajenas y si puede ser sonriendo mejor. Cuando me rompí el dedo, claro que lo pasé mal. Claro que me sentía inútil hasta la saciedad, pero siempre tenía una broma a mano o "a dedo" en este caso: "Este está castigado, por eso lo tengo enyesado. Para que aprenda que si choca con la rodilla estará un mes sin ver la luz".

O cuando me vi "sólo" (entre comillas porque jamás he estado sólo. Siempre ha estado mi familia y mucha gente que acudió a mi rescate sin yo pedirlo. GRACIAS) con cierto humor negro me di cuenta de que aún sin novia, sin el epicentro de mi vida hasta ese momento, el telediario seguía fiel a las 15:00. Que tenía un mundo que explorar y que conocer y el telediario de Cuatro a las infalibles 15:00 ahí seguía. Fiel a su rutina de contar qué había pasado en el mundo. Un mundo al que yo había dejado en pause y que seguía dando vueltas.

Por momentos como este, siempre me he considerado tremendamente afortunado. Porque quizás no tenga una novia que me ame. Ni siquiera alguien que se interese por mi falta de sexo. Quizás no sea multimillonario o famoso. Tampoco es que sea muy agraciado físicamente. Pero comparto con gente experiencias irrepetibles. Momentos que se quedarán en nuestra memoria hasta que la guadaña o el alzehimer los evapore como el agua en el desierto. Despacio pero constante. Hoy a estas horas me siento feliz. Soy feliz. Y quizás esta sensación se acabe como se acaba todo en esta vida. Pero nadie me podrá quitar estos momentos. SOY FELIZ.

P.D. Espero que una de esas cuatro personas se haya convertido en una "seguidora de vidas ajenas" por eso hago referencia aquí a la letra que escribí y que hoy no he encontrado. Gracias.

martes, 14 de diciembre de 2010

Soy un cobarde

Y no tengo otra más que reconocerlo. Mientras trabajaba en el bar, me he quedado petrificado escuchando como la hermana de una fallecida por maltrato machista, (ni de género ni ostias. En este caso era un troglodita que había llegado hasta nuestra época y nosotros sin darnos cuenta) relataba las penurías que ese animal (no se merece el respeto de nadie) había hecho a su acuchillada hermana.
Una de las cosas que a todos nos ha llamado la atención, es que, cuando la dejaba en casa, "Cristina" tenía que llamarle desde el fijo a su móvil en menos de 5 mins. Así demostraba que estaba en casa. Cuando no le llamaba, el sujeto éste empezaba a llamar a toda la familia para saber si estaba en casa o no.
Y no pienses que era una mujer de los tiempos de Franco o... Era una joven con Tuenti. Con cuenta en Youtube. Que vivía pensando en mil cosas. Que no soñaba con morir con 25 años sino que hasta habría hecho planes para disfrazarse en Nochevieja. Y una escoria humana (igual que los subnormales que se meten con gente disminuída física o mentalmente) se la ha llevado por delante.

Como decía antes...Soy un cobarde. Esto sólo lo sabemos yo y mi ex novia.
Hará un año y medio fuimos a pasar juntos el día a Donosti. Lo que menos importa decir es cómo fue el día. Aparqué el coche en un parking subterráneo, que encima tiene una plaza que tiene un quiosco y que creo está la estación de autobuses en la misma plaza. Cuando íbamos para el coche escuché detrás mía "Para. No me pegues más por favor. No sé nada." Me giré. A mi izquierda una mujer con un abrigo de piel. Un niño rubio y una niña castaña muy bien vestidos. Su madre calzaba unas gafas de sol de marca. Más allá una cuadrilla de 4 adolescentes miraban la escena. A mi derecha unos ancianos y en el centro mi ex y yo. Miré dentro del quiosco y un vagabundo agarraba por los pelos a otra vagabunda que no paraba de llorar. Que no paraba de emitir un desgarrador chillido que te calaba en lo más profundo del alma y que, supongo como al resto, te paralizaba.

Mi corazón latía cada vez más fuerte. La adrenalina se apoderaba de mí. Sentía cómo la rabia se apoderaba de mi ser. Pero me quedé inmóvil como el resto de los allí presentes. El vagabundo la lanzó contra el suelo "¿Qué ostias puedo hacer?" Grité a mi ex. Ella me miró. Su cara reflejaba el mismo terror que la mía supongo. No encontré respuesta. Dos calles más abajo había una pareja de Ertzainas pero deduje rápidamente que no llegarían a tiempo. Quería hacer algo y tan sólo pude llamar al 112 y explicarles lo que estaba viendo. Les dije que era de Pamplona y describiéndoles la plaza tan bien como pude les colgué.

Mientras, el vagabundo seguía insultándola y aquella mujer pedía desesperadamente una ayuda que ninguno de los allí presentes pudimos prestarle. Por eso siento que soy un cobarde. Porque dada mi envergadura podía haberme metido por medio y parar lo que era ya una paliza. Podía haber cogido un palo e intentar amenazarle. Podía haber hecho tantas cosas que no hice... Que siento ser la persona más cobarde que existe, al menos en ese aspceto.
A los 3 minutos y con aquel hijo de puta como casi vencedor de un desigual combate, apareció la Ertzaintza y uno de los agentes le placó.

Incluso ahora mismo frunzo el ceño y cierro el puño lleno de rabia recordando cómo pude actuar y cómo no lo hice. Recuerdo como aquella mujer de, en apariencia, alta escala social, no hizo nada.
Como aquellos jóvenes solamente miraron y como los abuelos contemplaban la escena. Estaban pegando a una mujer y nadie hacía nada. Tan sólo una miserable llamada. Por eso mismo a la mañana me he metido a la cocina y se me han escapado un par de lágrimas. Para mí una mujer es algo único. Es un dios de carne y hueso. Siempre inteligentes. Astutas. Siempre rindiendo más de lo que la gente cree. Con ese tacto de piel tan fino y ese calor corporal y emocional que tanto necesitamos todos los hombres. Incluído el Poeta Borracho. Este si cabe más aún. No echa de menos lo que no conoce u olvidó (sentirse amado).

Y no están teniendo las cosas fáciles pero ahí están. Incansables. Por eso me gusta rodearme y hablar tanto de mujeres. Porque me divierto. Dicho esto, dicho todo. Espero que hayas disfrutado de la entrada tanto como yo necesitaba escribirla.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Saturadísimo.

Estoy muy saturado. No tengo tiempo para mi. Y eso durante una gran etapa de mi vida ha sido lo más normal pero ya no. Paso. Toda la semana estresado. Corriendo. Aguantando a borrachos o gente mediocre. Poniendo buenas caras pese a (a veces) los insultos que recibes. Dicen que ser médico es difícil. Que ser controlador aéreo también. En su vida han trabajado en hostelería. Hay gente que por tomarse un vino a la semana se cree que te da de comer todo el mes, y te lo hacen notar con una mirada y una pose de superioridad falsa. Pobre. El único lugar donde se siente valorado es en el bar. Yo por esa gente siento compasión.

Todo el día el móvil sonando. "Vente para aquí" "corre para allá" "Hoy entras una hora antes" "mañana otras dos" y la sensación de ser un títere al que manejan con cuerdas de acero me invade. La opción es estudiar. Tampoco. Durante 3 años o 4 me sentiré libre pero bienvenido al mercado laboral. A sentirte otra vez preso o a estar a las ordenes de un tío o tía que no tiene ni puta idea de lo que hace, pero que a final de mes y gracias a tu trabajo se puede permitir un coche o una casa muy superior a la tuya. Mas esto no cambia nunca. "Es lo normal Unai" me dicen. "Esto es la vida" Y UNA MIERDA contesto yo. Eso no es vida. Estar todo el día estresado, sin tener tiempo para desconectar. UNA MIERDA. Me niego. No. No es un texto reivindicativo ni nada, es meramente mi opinión.

Ahora mismo voy a pirarme lejos. Tan lejos que no haya cobertura (y eso es lejos, lejos pero lejos de verdad). Paso de estar aquí esperando que de la hora de volver a fichar. Amuermado. Agonizando. Paralizado cual gárgola que se activa a la hora de trabajar. Prefiero perderme por las carreteras del viento de Irati. Disfrutar del agua salada de Hendaya. Disfrutar del sabor de un cigarro aliñado. Disfrutar de gente que desconozco. Disfrutar de olores y sensaciones que no son habituales. Ser distinto porque nunca me gustó hacer las cosas al ritmo de los grises. (Nacer, trabajar, conocer a una chica decente, casarme, trabajar, tener hijos y acabar olvidado y obsoleto en un geriátrico) sino a mi ritmo. Y aunque a veces me agobie o me preocupe no ser/actuar como el resto, me siento agusto con mi manera de hacer las cosas. Como a todos, habrá gente que prefiera seguir esa rutina y otra como yo que no. Son igual de respetables ambas visiones, pero yo me quedo con la que más libertad me da. Como digo ultimamente "bastante tengo con intentar cuidar mi vida, como para andar preocupandome de la vida de otra" (en cuanto a una relación se refiere) y es que como dice el refrán "el que no se consuela es porque no quiere".

sábado, 11 de diciembre de 2010

Es una tontería pero flipo cada vez más con las tonterías que te llegan por esa red social que es algo así como Tú en ti. Menuda payasada de frase. Tú en ti. Lo más lógico sería. "Yo dentro de ti" o "Tú dentro de mí".

Aunque dada la función, lo más razonable pero nada comercial, sería que se llamara "Tus amigos y gente con la que hace años que apenas hablas o saben de ti, ahora saben qué autoestima te tienes (si pertences a un grupo denominado "soy lo peor del mundo y ojalá me lleve el Señor con él" lo dejas fácil chaval) qué opinión política tienes y lo pesao que te pones con la camarita cuando vas perjudicado etílicamente"

Es como esa tontería de ser "amigos". Analicemos esa frase. Hace unos años ni nos saludábamos por la calle. Te cambiabas de acera cuando nos veíamos. No querías ni verme la cara ¿y ahora me envías una solicitud de amistad? que al menos formulando una solicitud muestras la educación que te faltaba antes. En una sociedad cada vez más competitiva, nos picamos por ver quién tiene más amigos o tiene más "sitios por donde sales" en cambio para las cosas importantes somos tremendamente conformistas. ¿Qué la eduación universitaria se vuelve más cara cada vez? ¡qué más da! hagamos un evento en Tú en ti y cuando lleguemos a los 200.000 seguidores igual el Presidente del Gobierno deroga impuestos porque 200.000 personas han dicho por Internet que eso "no mola nada tío".

Siendo sinceros...el Feizbuk ya ni lo utilizo. En su día era un cebao de la granja, pero la falta de tiempo y de salud mental me prohibieron montar una multinacional de granjas. (He de reconocer que ese juego a enseñado a mucha gente, que la gallina viene de un huevo y no de una bandeja de poliespan del Eroski) y Tú en ti. Lo utilizo para alguna paranoya fotográfica. Ahorrarme dinero en mensajes de móvil y acordarme de los cumpleaños del personal (gracias Tuenti).

Como en todo habrá detractores como yo o gente a favor de las redes sociales. Yo cuento de mi vida lo que me apetece en "Blogger". Muchos os sorprendéis. Para mi es como una canción. Uno cuenta experiencias que ha vivido, sufrido o experimentado. No me avergüenza decir que estoy gordo, porque es lo que hay. Que he sido un adicto a las relaciones destinadas al fracaso (la más sonada es mi relación con las Matemáticas) o que estoy medio loco. Porque aunque me considero único, hay mucha gente que se parece a mí e incluso en talento y otras facetas me superáis Pero yo soy yo. Y por tanto con mi consciencia y mi interior soy irrepetible (aunque clonable).

Esta entrada ha comenzado porque quería decir que estoy hasta los huevos de los eventos de "Patxi necesita un hígado o un riñón. Donáselo." o esos otros de "si reenvias este evento a mil quinientos contactos más un niño salvará su pierna amputada" y he acabado con una crítica a las redes sociales...como os decía no tengo cura.

martes, 7 de diciembre de 2010

Voy volando.

Entrada 150. 150 paranoyas o pajas mentales. Deshaogos. Madurez. Experiencia. Inocencia e inmadurez por partes iguales. Y quizás la entrada más corta aquí escrita (lo mío es enrroyarse cual persiana). Hoy me he fijado en que las nubes se mueven. Todo el día estresado. Todo el día con preocupaciones. Trabajar. Sueldo. Hobby. (No confundir con "lobby", hobby para muchos empresarios) Relaciones sociales. Dormir y vuelta a empezar. En cambio las putas nubes siguen su curso. Siempre tranquilas. A veces se mosquean y se "descargan" con nosotros pero siempre que aparecen, siguen ahí. A su ritmo.
Quizás este sea el mejor ritmo al que he tocado en toda mi vida. Me he alejado de mis venenos (esa necesidad tan absurda de tener siempre una mujer con la que tener algo.) Me he centrado en mis cositas. En mis paranoyas. En mi forma de entender e intentar explicar con mis ojos el mundo. Hace tiempo un gran amigo mío me dijo: "Unai eres como una boya en medio del mar. Puede que le caiga un rayo y puede que el mar esté revuelto pero siempre flotando. Ahí arriba."

Ahora me considero como las nubes. Igual de tranquilo y constante. Ya sé que sólo son 150 entradas. Que cualquier otro blog en el mismo tiempo me doblaría. Pero me da abslutamente igual. Cada día me sorprende más la gente que lee este blog. Sois muchos más de lo que yo imaginé al principio, e incluso alguna vez en mi vida. Me sonroja al mismo tiempo que me enorgullece que me leas. Esta palabra la he repetido muchas veces pero ¿por qué no una vez más? Ya que apenas se lee o escucha: GRACIAS. GRA-CIAS. Por seguir siendo un "lector/lectora de vidas ajenas"

domingo, 5 de diciembre de 2010

Entre conversaciones de etílicas conclusiones y fantasiosas reflexiones divago. No. No sé si levantarme o declararme en huelga. ¡Vago! Siempre hago lo que quiero. Compruebo a cada instante que no me falta de nada. A mi izquierda mis amigos. A la derecha, el camarero siempre atento. En el centro una joven que me cuenta su vida. La miro. Ella piensa que le hago caso. En realidad no puedo evitar borrar esa sonrisa tan imbécil que me han regalado las "bebidas espirituosas" en anteriores locales ingeridas. La toco. Me gusta el tacto de su chaqueta. Cómo debe de ser viajar por entre su cuerpo...La vuelvo a mirar. Bajo la mirada un poco más y me junto con ellas. Con esa forma tan redondeada. Tan apetecible de tocar. El motivo por el cual esta noche no mojaré. Mis michelines.

Levanto el rostro hacia la oscura noche que alumbra todo el techo del local. Mientras sopeso las posibilidades quie tengo de tocarle las tetas, ella me ha debido de preguntar algo. Cierro la boca. Meto los labios hacia dentro y mujo (mugir) "sí aunque tal y como lo has planteado no sé yo sí..." Mi respuesta le convence. Sigue contándome sus historias. Escucho a mis espaldas la mecha de lo que será una gran pelea. "¿Por qué me miraste así?" "Es que soy vizco" "Pues arreglatelo gilipollas" Primer derechazo al aire. Pero el segundo vaso impacta en una pared.

La chica ni se inmuta. El camarero se esconde agachándose en la barra. Mis amigos miran la pelea y me miran. Mensaje recibido. Alejarse es la primera opción. La segunda es seguir sopesando lo de sus tetas. Ahora mismo el cerebro no me da para más. Tengo todo. Música. Amigos y tiempo para disfrutarlo con ellos. Aparece su novio. No es celoso. Según me cuentan son bastante liberales.

Me vuelvo a mirar los michelines. Pienso que si ellos están felices ahí (aunque no lo parezcan tienen vida propia y se retroalimentan) tampoco hace falta matarse para eliminarlos. Además, ya son demasiados años de convivencia. Sería una separación traumática. Dos horas después sigo escuchandola. Me cae bien. El alcohol ha bajado su fuerza sobre mí y ya no pienso en sus tetas. Ahora en su culo. Su historia me ha conmovido. Sólo he podido prestarle atención los últimos 48 segundos pero...¡Qué historia! Tenía una pelea. Drogas. Sexo con otros ajenos a mí, e incluso un final no resuelto...

Encienden las luces. El techo pasa de ser negro a azul. Dios que gran metáfora del día y la noche. ¿Lo pintarían a propósito? ¿Qué pintaba yo en aquel bar? Al final los de la pelea pintaron su firma en un papel de denuncia de la policía municipal.

Y de aquella conversación y tres más, aprendí que sí que pinto. Que cuando personas que no me conocen o "desconocían" si seguía vivo o muerto, me piden colaborar juntos en proyectos es por algo. Porque aquí hay tinta para rato.

martes, 30 de noviembre de 2010

Un clásico de los clásicos (otra vez más)

No. No pienso escribir una entrada que hable sobre lo superior que fue el F.C.Barcelona ante el Real Madrid (Jazzman digas lo que digas lo de Guardiola es una provocación). Para ello ya están cerca de diezmil blogs con la etiqueta "Barsa -Real Madrid" y si queréis saber algo encender la televisión esta semana que os vais a hartar.

Cuando hablo de un clásico entre los clásicos, me refiero a cómo ve cada uno, una misma situación y saca conclusión diferentes. Ayer Mourinho no negó lo evidente. Que el Barsa le dió un repaso. Pero muchos entrenadores cuando pierden por goleada hablan de "nos merecimos ganar" o "hemos sido muy superiores sólo que ellos han sabido aprovechar sus ocasiones mejor".

Tengo que confesarte antes de continuar, que estoy a dieta (sufro una tendinitis más que seria en la rodilla izquierda que si me sigue doliendo quizás acabe en intervención quirúrgica. Debido a que tengo un poquito de claustrofobia, subo a casa y a los pisos por escalera. Eso añadido a mi peso...) de esta forma perderé peso. La otra es que me he retirado de las mujeres. Sí. Hasta esta semana mi mundo giraba en torno a la posibilidad de sufrir una aventura con casi cualquier hembra. En cambio he llegado a la conclusión de que es mejor centrarme en mis cosas y si llega algo...ya se verá en ese momento.

Como decía, una misma cosa se ve de distinta manera. Ayer viví el clásico la primera parte con los amigos y la segunda en el bar. Allí fui "convencido" por un grupo de chicas que conoczco desde hace tiempo. Son simpatiquísimas. La promotora de la idea de que viera con ellas el partido, a cada gol del Barsa me picaba. Me abrazaba, yo la decía que la quería muchísimo y ella ponía ojitos de dibujo japonés. Después del partido sonó una música con la que nos pusimos a bailar. Ella se acercó y me dijo en voz baja, pero sabiendo que aunque estuviéramos rodeados de gente, nadie nos escuchaba: "vente conmigo a la Totem hoy. No espera. Que no hay nada. Vente conmigo el sábado que viene"
Yo siguiendo el juego (juro que sin ganas de mojar pincel) le respondí que encantado, pero que quizás no aguantaría ella mi ritmo. Se río. Se giró sobre si misma y me golpeó con esa mirada que sólo una mujer sabe hacer. De esas de las películas cuando dejan KO al prota. Bailamos una ranchera. Que si baila para aquí baile para allá. Que si en este giro me dejo caer un poco más. Que si me apoyo en tu hombro. Pero sobre todo y ante todo un detalle. Cuando nos dábamos la mano (para agarrarnos al bailar, al celebrar ella un gol del Barsa) como que nos costaba separarnosla y apurábamos hasta las puntillas de los dedos para soltarnos. Al terminar el partido y la post celebración del mismo. Ellas se fueron a otro bar a continuar la marcha y yo...muy a muy pesar, decidí retirarme a casa.

Total ¿quién soy yo? Su simple camarero. El que les atiende a ella y ellas, a todos, con una sonrisa y algún comentario gracioso. De camino para el coche acompañé a un compañero de trabajo de ellas al coche. Mi sorpresa fue lo que me dijo. "¿Has visto a "V"? Como me metía fichas?"
Yo flipé. "V" era la chica que me animó a ir al bar. La que me propuso ir a la Totem y...vamos que era la misma "V" la suya y la mía. Lo único que yo vi era como "V" insinuaba que su compañero quizás era homosexual. Y poco más. Bromas y más bromas. De ahí a meter fichas...para mi conseideración había un trecho importante.

Así que flipé aún más. Era la misma situación (el mismo partido) sólo que cada uno sacó conclusiones muy diferentes. Yo...como me conozco mi vida, pensé que las experiencias que viví con "V" habrían sido tonterías mías. Y que quizás cuando trataba de quedar conmigo sería porque el alcohol había hecho constancia en ella. Vamos un clásico de los clásicos.

Eso... eso... esto es todo amigos.

lunes, 29 de noviembre de 2010

La suciedad te da la pista

He vuelto. Hoy que no he tenido entrenamiento he decidido darme unos caprichos. El primero limpiar el coche (debajo de la roña negra producida por los frenos, todavía estaban aquellas llantas que me enamoraron en verano) el segundo me lo daré mañana por la mañana. Un buen masaje para que me destense un poco la espalda y de paso me mire mi tocada rodilla izquierda. (Hace ya unos años me desgarré los ligamentos cruzados. Forcé y me hice un esguince con derrame en la misma rodilla) Por último, por la tarde le daré un respiro al coche y lo dejaré en el taller para que me lo mimen y cuiden (jajaja según releo lo que escribo me doy cuenta de que amo más a mi coche que a mí...tristeza de vida).

Varios clientes en función de lo sucio que esté el suelo del bar, deducen si ha habido mucho "jaleo" o no. Es evidente, que cuanto más atareado estás menos tiempo tienes para limpiar. Y es cierto que a primera hora no paro. Ahora. Siguiendo esta regla... Los hoteles de 5 estrellas, son caros y trabajan poco. Siempre tan limpios, siempre tan impolutos. Y siguiendo la estela marcada...me parece que voy a guardar unos cuantos papeles de los terrones de azúcar y envoltorios de magadalenas para ir esparciéndolos a lo largo de la mañana. Porque estarás conmigo de acuerdo, que cuando pasas por un bar y no hay gente...a no ser que lo conozcas, no entras.
Al menos a mí me pasa. Ir a algún lado que no conozco y si me apetece tomar algo... siempre me llenan razones para no entrar a un local donde no hay mucha gente. El primer argumento es: "Que incómodo me voy a sentir con el silencio del lugar. Que si me llama alguien, el camarero me va escuchar todo lo que digo o como me vaya para el baño y tarde mucho va a deducir que le va a tocar reponer el papel higiénico"

Porque sí querido lector. Los camareros, por lo general si no tienes tiempo, nos paramos a pensar en nuestras cosas. Pero como estemos aburridos de verdad, nos ponemos a pensar en las vidas ajenas. Cuando has ido a un local donde no eres habitual ¿has pedido un café templado y te lo han puesto frío? Huye de ese sitio cobaaarde (Comoooorl). Eso es que al camarero no le has caído bien o quiere estar sólo y quiere que te pires cuanto antes. En cambio si al pedirlo templado, el camarero te lo pone ardiendo... Enhorabuena. Ya tienes una indirecta clarísima: "estoy ardiendo en deseos por quitarte a lametazos esa espumita de café que se te quedará en el bigotillo."
Si eres un hombre, pides un café templado y te lo ponen ardiendo significa: "Tío...me caes de puta madre" Ahora, si te lo ponen frío, sigue el consejo anterior y HUYE.

Es como cuando vais al baño. Nosotros ya sabemos que no hay papel. Pero no os lo decímos. No,no. Sal y ten cojones de pedir papel higiénico delante todo el bar, para que todos deduzcan que vas a ir a cagar. Y luego cuando salgas, la gente te mire para ver si estas rojo/a y deducir tu grado de satisfacción. ("Mira ese. Está estreñido." "Bua mira aquella. Que roja tiene la cara y que cara de felicidad trae" "Mira aquel. Entró como un hombre obeso de 150 kilos y sale como un hombre de 50 kilos..Habrá dejao el baño como para entrar después")

No así aplicable para las cafeterías. En ciertas cafeterías-pastelerías, la media de edad de las plantillas es de 50 años. Todo tiene una razón "Unailista." Siempre te ponen el café ardiendo para que te sientas agusto. Para que al beberlo te quemes o sientas ese calor tan maternal o de abuela tan casero. (Con las madres uno también se quema.) Y sentirte como en casa. Como si tradujeramos ese café caliente en "Que orgullosa estoy de ti chirrititin. Un hombre hecho y derecho." "Tienes que estudiar más cariño...que no aprovarás. Tienes tus calcetines de deditos planchaditos encima de tu cama de Hello Kity".

Ah...ese olor a tabaco. Ese olor a fritanga y sobaco. Hostelería le llaman. Placer para "Neutrex" lo llaman otros. Forma de vida es para mí.

Te juzgarán por tus errores (yo no) , Ama, ama y ensancha el alma , Coda flamenca , Desidia ,
"La flor más puta" de "Extremoduro Refugio"

jueves, 25 de noviembre de 2010

Reflexiones de barra aburrida

El mundo hostelero es la caña (las que pones más que todo) pero también es un hastío de minutos y alguna que otra hora de empanamiento total y absurdo. Es en esos momentos donde uno reflexiona y llega a pensamientos divinos. Por decirlo de alguna manera... eleva su nivel de pensamiento hasta niveles humanamente impensables. Así pues yo llegué a la siguiente reflexión:

Cuando un invidente se agarra una intoxicación etílica...¿murmura como todos hemos murmurado alguna vez eso de "ostias que ciego voy"? De verdad que no es por intentar atacar a nadie ni a nada. Viendo una pareja de invidentes en la televisión yo reflexioné. Esta gente bebe alcohol como todo el mundo. En una cena de la ONCE, cuando ya van castañas...¿será de mal gusto que alguien le diga a otro "menudo ciego llevamos ¿eh?"

Ya ves que el poco tiempo que saco lo utilizo para pensar en tonterías pero tonterías necesarias.
A ver... a mí que me digan qué miembro más gordo tienes (jajaja perdón. Publicidad subliminal) o que hablen de si quiero el pedazo más gordo, no me molesta. Ahora...cada uno tiene sus cosillas.

La otra ha sido una frase que me ha venido a la cabeza nada más sentarme en la silla para escribir en el blog y abrir el tuenti. "El tiempo no es un bien común. Así que no me hagas perder el mío". Ha sido una reacción. Ni mirar los eventos ni gaitas. Nada más sentarme en la silla ha sido inspiración divina.

Eso es todo. Cada día hay más gente que me encuentra y me dice que lee mi blog aunque no lo comente. No deja de sorprenderme porque me considero el último pelado del mundo. Un chaval que tuvo potencial para ser el mejor pero que por errores que cometió en su vida, se ha quedado temporalmente (eso espero) como un tira vinos cualquiera. Cuando hablamos sobre el blog todos decis lo mismo: "Unai me encanta tu blog porque me río muchísimo". Pues simplemente tengo que darte las gracias desde lo más profundo que pueda haber en mí. Esa es la finalidad. Hacer un monólogo real en cada entrada. Por sorprendente que parezca, en ninguna entrada he mentido o inventado nada. Simplemente son tonterías que he hecho, que me han sucedido y yo le aporto ese toque irónico, sarcástico que parece gustarte. Como siempre digo ultimamente: Gracias y nos vemos pronto.

Antes de que se me olvide...si te gusta este blog...compártelo con quien crees que lo sepa entender. Ya sabéis que compartir es amar y yo comparto mi vida contigo así que... fíjate la de cantidad de amor que hay en estas líneas jajaja. Mil gracias y nos vemos pronto.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Nadie es profeta en su tierra

Como decía antes he pasado de que me sobrara el tiempo, a que le falte yo al tiempo para que cuente conmigo. Lo bueno es que en mi casa no lo ven. Lo juro.

El primer sintóma claro, es que tengo en desuso (nunca abandonaré) este blog. Y el segundo es mi horrorosa alimentación. No tengo tiempo para comer y para cenar llego tan dormido que muchas veces ni prefiero cenar. A media mañana algún pintxo y bien de líquidos. A mí lo que me mata es la ansiedad. En cuanto discuto con mi jefe (que malo es eso de trabajar con tu padre) me tiro a comer bien de jamón o chorradas así. Con lo cual mi alimentación mete un bajón importante. Según salgo de trabajar en apenas 1 hora tengo que desplazarme con el coche, estar cambiado y empezar a preparar el entrenamiento para entrenar. En cuanto salgo en apenas 30 mins desplazate a dar particulares a una chica. Y así hasta el viernes por la tarde que paro.

Lo lógico sería. "Vale Unai. Quítate de hacer cosas." Pero es que creo que llego a todo. Si negociase con mi patrón (manera más indirecta de decir jefe) lo de darme tiempo para comer...aún.

Aclarado el tema secundario pasemos al principal. En casa no ven que no paro. Según ellos los chavales se entrenan solos, y la chavala se da particulares a sí misma. Mi entorno se asombra en cómo llegado el viernes todavía tenga ganas de reir y estar como una moto con ellos. Pero en casa no. La verdad es que me produce una rabia.... No paras en toda la semana. Comes caliente. Buen potaje y encima te lo echan en cara. "No paras de comer. Te estás poniendo a reventar. Sufro mucho por cuanto comes" jajaja. Me río sinceramente. De verdad. No es ironía. Es que...fíjate que para dos días que puedo comer tranquilo ni puedo.

No ven que me mato a trabajar y hacer actividades extralaborales. Que no saco tiempo ni para escribir en el blog. Que aunque llegue a casa a las 9 llevo desde las 6 de la mañana casi casi sin parar una hora. Y de ahí a dormir porque al día siguiente toca levantar el país. ("te jodes haber estudiado cuando estabas a tiempo. A ver. Traéme a otro pringao que mate por su sueldo" Esclarecido. Extremoduro. Gran canción y mejor vídeo)

Como te decía...nadie es profeta en su tierra. Con el blog también. "Eso no lo lee nadie. Chorradas de esas tuyas" jajaja y así desde tiempo inmemorables.

Pero por otro lado...si dijeras que hago algo mal aún. Pero sabiendo que en mi trabajo cumplo con creces con lo exigido. Que en casa me hago mi camita y colaboro en la medida de lo posible. Que llevo al equipo y a la chica lo mejor que sé y me han enseñado...yo estoy super contento y satisfecho con mi vida. Vale. Sí estoy gordo. Oh. Parece que el mundo se acaba porque necesito una talla XXL. Mírame. Hoy me atiborraré a bollycaos desde mi ventana viendo como la gente delgada pasea feliz por la calle, sonriendo de la mano y silvando al unísono una melodía más empalagosa que una mezcla entre Sonrisas y lágrimas y la Casa de la pradera.

"Billy. Tranquilo chico. Ya no verás a ningún otro gordo que ocupe más tu maravilloso campo de visión. Ahora nos observan desde las ventanas. Con nuestras vidas perfectas. Nuestros cuerpos maravillosos. Nuestras sonrisas blancas como la cocaína (Hasta aquí mi aportación al lenguaje metafórico universal ¿Por qué blanco como la nieve? En sudamerica no saben lo que es la nieve pero hablales tú de Colombia... Es más bien una metáfora original) Y tranquilo Billy. Antes de dormir no tengas miedo a que haya un gordaco debajo de tu cama. No pueden caber jajaja"

Que sí. Estaré gordo pero tengo cabeza. Cierta inteligencia (en caso de que en un hombre eso sea posible) cierta labia y saber estar. Hay personas que tendrán granos en la cara. Que su sexo tenga forma extraña. Que...Dejemoslo en que habrá personas y tenemos que haberlas.

Y de acuerdo en que mi salud lo agradecerá. Que uno se siente mucho mejor. Pero da la sensación de que muchas veces hay una persecución al gordo. Bastante tenemos con que se nos queden mirando a cada sitio que vamos. Admiro a las personas que logran bajar peso. Es todo un logro, pero que tampoco se crean super héroes dando consejos al resto sobre qué o cómo deben de hacer sus ingestas alimenticias. Para eso están los nutricionistas. Los especialistas y gente preparada.

No sé...creo que lo que escribo puede que le gusta a alguien (puede que no también) pero nunca se me pasaría por la cabeza decir a nadie cómo escribir un blog sin que me lo pidiese.

Ale. Ahí dejo mi sello personal y recordarte que este blog es para mí tan importante como cada bocanada de aire que respiro. Que para que yo abandone este blog tienen que censurarme de manera legal, y visto los temas que trato y el punto de vista que le doy...eso parece lejano. Minimo dos entradas por semana escribiré...Una será El martes tarde o noche y otras dos el fin de semana. En el auricular derecho sonó "Prometeo". Extremoduro. En el izquierdo sonó "Ama, ama y ensancha el alma" También de Extremoduro. Mientras que en el centro sonó la canción que siempre tengo en la cabeza.

martes, 16 de noviembre de 2010

Entrada extraña

Al final me decanté por dormirme. Tengo la desordenada costumbre (porque al final siempre acaba tirado en el suelo) de leer en la cama antes de dormirme. Desde que tengo uso de recuerdo lo hago jeje. Como soy de los que piensan que las buenas costumbres no hay que perderlas, el otro día fui a hacer lo mismo. Sólo que esta vez nada más tumbarme, estaba tan cansado que según levanté el libro se me calló en la cara y según se me calló, me giré. Tiré el libro al suelo. Cerré los ojos y me quedé dormido.

La entrada hoy es un poco más extraña. El otro día estaba con los amigos comiendo unas patatas bravas en la bajera, cuando al no poder más, cerré el táper, y cogí un cacho de pan. SIN UNTARLO en la salsa de las bravas me lo comí. Uno de los amigos se fijó y a partir de ahí me sentí la persona más rara del mundo.

Él mismo que se fijó dijo a modo de gracia "pan con pan comida de tontos" y...yo debo de ser subnormal profundo. La gente se sorprendía de que habiendo salsa no untara en ella. Yo les respondí que si estaba "hinchado" para qué untar. A lo que ellos se miraron entre sí sin darle una explicación científica a lo que yo decía.
La verdad es que no soy muy "panero" y el poco pan que utilizo es para apoyar los alimentos o como en algunos casos...comer un poco de pan para quitarme un poco el sabor de la boca o porque simplemente me apetece (tampoco hace falta dar muchas más explicaciones jajaja)

Así que durante 3 segundos me sentí un mono en el zoo comiendo pan. 5 personas observando cómo era posible que una persona comiera pan sin (habiendo salsa en 5 metros a la redonda,) untar.

Así que yo te lanzo una pregunta. ¿Eres más de comer pan untado aún estando llena o apenas comes pan? La pregunta en sí (no me ha quedado como yo esperaba es "¿qué tipo de hábitos tienes con el pan?"

Sí. Ya sé que es una entrada atípica, pero joder, no todo va a ser de cómo me siento o pajas reflexivas sobre la vida. Muchas gracias y espero tu respuesta.

Hoy me acompañó "Platero y tú" con romper los cristales y Robe con Extremoduro y

lunes, 15 de noviembre de 2010

Joder...como has podido comprobar no he parado esta semana. Son la 1 menos cuarto de la mañana. Aún tengo pensado escribir esta entrada y echarle una horita a la play. Ya. Lo normal es decansar pero ¿quién se considera normal? Me refiero a esas manías tan raras, a la necesidad de sentirse original...

He pasado de ser parte de la generación Ni-Ni a la del No Tengo Tiempo Ni Para Cagar, mundialmente conocida como la generación "NTTNPC" (con esas siglas... poco futuro le veo yo. Tiene que ser tipo...PC o TDI, GTI, GTA...en fin, el márketing lingüístico no es lo mío)

He pasado de no hacer nada a necesitar horas del día jeje. Pero prefiero esto a lo anterior. Antes no sabía cómo ocupar una mañana, sin tener la sensación de que estaba desaprovechando mi vida, lo que me llevó a comerme la cabeza de manera sorprendente. Ahora exprimo más el reloj, que un desempleado el subsidio por desempleo.

Mi juventud me anima a no privarme de nada. ¿Qué tengo que currar mañana? Da igual ,ya tendré tiempo para descansar, los colegas me necesitan para una buena juerga, o simplemente para pasar un rato de risas. Da igual si duermo 3 horas si después cumplo en mi labor.

Este estrés aunque sé que puede derivar en muchas cosas, me encanta. Es como si bebiera veneno agusto. "Sarna con gusto..." y pidiera a mi asesino un par de litritos más para pasar mejor la comida. Me encanta porque me siento realizado. Porque me siento importante dentro de mi entorno y eso me encanta.

Todo esto deriva en que estoy más feliz. En que gracias a los niños, voy a recuperar la forma física que un día conseguí. En que gracias a mis amigos nunca me siento sólo. En que gracias al blog sé, que algunas de mis paranoyas, gustan a alguien en el mundo. Y que al fin mi locura tiene su razón.

Aunque el cansancio haga cerrar los párpados mientras escribo esta entrada, Extremoduro con su "Golfa" (Canciones prohíbidas) me anima a ir rematando la entrada. Me estoy replanteando si irme directamente a la cama o si montar la "Play" y quedarme dormido para el segundo partido... Qué gran decisión tomaré.
Lo dicho, que estoy super feliz. Super agusto con el mundo. Es como si viviera totalmente fumado todo el día. Sé que las cosas se complicarán, que algo me saldrá mal y bla bla bla, pero seguramente lo superaré como he superado muchas otras cosas.

Mil gracias y espero seguir viéndote por aquí. El Poeta Borracho

sábado, 13 de noviembre de 2010

Día De Debut (DDD)

Hoy estaba muy nervioso. Era mi debut como entrenador del Orvina y estrenar equipo, entrenador y padres es una situación... Difícil. He empezado a escribir una entrada antes del partido pero...No me parecía de recibo meteros la chapa con mis impresiones "pre" partido. No toda la mierda que escribo...la tenéis que leer.

Por eso voy a contarte las paranoyas que se me han pasado por la cabeza. Nada más llegar. Pre charla táctica con el otro entrenador. De reojo veo un Crysler Lebaron rojo. Es un guiño "estate tranquilo" que me diría ella." No es más que "un juego de niños"

Charla con los niños explicándoles donde van a jugar. Como siempre, dicen a todo que sí que lo entienden. Luego me demostrarán que no.
Comienzo del calentamiento. El otro entrenador dice que hay un problema con las fichas. Un jugador que considerabamos indispensable no puede jugar, por ser de un año más.

Batacazo general. El equipo sabe de su importancia y en los primeros compases nos lo hacen saber con rostros cabizbajos. Los cinco primeros goles nos los meten sin darnos cuenta. Nadie juega en su sitio. Cuando sacamos un corner nadie se mueve. Corro la banda gesticulando, cagándome en todo lo que me puedo cagar y jurando más que en un cuartelilo el día de la jura de bandera.
Apunto defectos. Virtudes.


Descanso. Les explico todo lo que les tengo que explicar. Vuelven a asentir. Vuelven a mentir. Vale, son niños y no profesionales del fútbol. De soslayo veo la organización, el buen juego del otro equipo. Vuelvo a los míos. El lateral izquierdo me aparece en el medio del campo. Los dos granujas que tengo en el banquillo no paran de decirme que ellos quieren jugar de delanteros, mientras me aconsejan sobre qué tactica emplear y donde posicionar a los compañeros.

Les miro aterrados. Son más adultos de lo que yo creía. Por norma general, los tíos, en cuanto vemos un deporte, aunque sea la primera vez que lo veamos en nuestra vida, a los cinco minutos ya le estamos discutiendo las formas al entrenador. (Anécdota de la bajera que contaré mañana mismo por la noche.)

Durante 20 mins los goles dejan de entrar en la portería. Miro el reloj más de 8 veces. Se me está haciendo todo esto demasiado largo. Durante 20 mins hasta les tenemos acorralados y llegamos a disparar 4 veces.
Vuelta a la realidad. Otros 7 golitos y se acaba el partido. Caras largas. Tristeza. Les explico que son los putos amos. Que han demostrado que si quieren pueden y que en poco tiempo veremos los resultados.
Para apuntillar al equipo y la entrada del blog. Simplona (esperate a mañana que estaré listo para contar cosas más interesantes) me inventé un grito de guerra. Nos reunimos en grupo. Ponemos las manos en el centro y uno del equipo grita "¿Quién las enchufa fina fina?" y el resto gritamos "Or-vi-na" Una tontería pero...nos hace a todos más felices jajaja. Un saludo y gracias

viernes, 12 de noviembre de 2010

Ya en su casa (Continuación)

Llego contento, eufórico por las sensaciones que me transmitió el equipo.

"Vengo de entrenar"

"Sí de la bajera ¿no?" me responde.

La primera y en la frente...No está mal.

"No, en serio. Vengo de estar corriendo un rato" "¿Qué, del coche a la bajera no?"

"Pues no corazón. Desde hoy soy entrenador de un equipo de fútbol 7 en Orvina. Y de paso aprovecharé para ponerme en forma"

Levanta la ceja derecha. Sé lo que significa ese gesto y el corazón bombea sangre a más velocidad. Para cuando va a abrir la boca, ya tengo ganas de pirarme. Después de mirarme un segundo dice con tono irónico "Joer como has cambiado" Mientras devuelve su mirada al televisor.

En esos instantes me acordé del blog. De la alegría que me da que no lo lean mis ex. Sino alguien como tú. En tu oficina o en tu casa. Puede que incluso desde la universidad pero con ganas de reirte y pasar mejor rato que los hippies con el LSD de los 80.

Apenas va a pronunciar el protagonista de la película la primera palabra, una pregunta no para de dispararme rafagazos. "¿Qué cojones pinto yo aquí?" Al cabo de 3 mins lo suelto.

"Mira "x" ando bastante liado. Yo había subido para pasar un rato, no para vender la moto a nadie. Y ya perdonarás, pero antes que estar perdiendo aquí mi tiempo prefiero invertilo en descansar u otras cosas"

"Si pensabas que te había invitado para otra cosa estás muy equivocado" Ahí ya me mató. Demasiado ego para mí. "Oh mírame mundo. Soy Unai. El Poeta Borracho. Estoy gordo y por tanto escupo espuma por la boca, cual epiléptico, ante cualquier chica que respire en 5 metros a la redonda" Por favor... Ya de paso sigamos con los tópicos y digamos que las rubias son tontas y las chicas con gafas tremendamente inteligentes todas ellas.

Con las mismas. Le sonreí. Agarré puerta y mientras bajaba las escaleras...no paraba de reirme. Que agusto me quedé.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Tranquilos

Estoy vivo. Lo presiento (hace una hora que no siento nada ya)

Tengo que decirte que sí . Oficialmente soy entrenador de Orvina fútbol 7. La experiencia ha sido dolorosa (esto de hacer deporte es peor que no hacerlo. Ahora que hago deporte tengo agujetas y me duele todo el cuerpo. Antes no hacía nada...y estaba a las mil maravillas)


También me ha hecho sentir que el tiempo pasa. Al volver al poliderpotivo que tan buenos ratos me ha dado, el coordinador me estuvo venga a presguntar si conocía a un tal "Gonzalo". Yo supuse que era un hombre mayor, así que le negaba. Él me insitía que sí y yo como podía le decía que lo más seguro es que no.

Salimos fuera y me presenta a "Gonzalo" Un chaval de 15 años. Que me preparó un par de ejercicios. Me pongo a correr con los niños, para que vean que soy partícipe del entrenamiento y demás. Primer síntoma de mi estado de forma. Apenas 3 vueltas al campo después, los niños se descojonaban de mí al tiempo que yo me deshacía.

Demasiado gordo y mayor para estas cosas.


Comienza el entrenamiento.Y me quedo observando a aquel chaval que me pasaba media cabeza, como un mono ante un espejo, que duda de que si lo que está viendo reflejado es otro mono, o su reflejo.

Me lanzo a preguntarle: "Oye Gonzalo...cuando tenías 7 años ¿no te entrenaría un tipo así gordo, simpático parecido a mí verdad?"

El dudándolo y desde las alturas (me pasa media cabeza) me responde que sí. Que sí que le sonaba algo. Ahí es cuando de repente, como en los dibujos japoneses, me convierto en un abuelo con bastón, encorbado y sin dientes.


"Gonzalo...yo soy aquel tipo" Y no paré de decirle como un autómata "¡qué cabrón! Que viejo me siento" Y qué verdad. Aquella promesa del fútbol había pasado de Orvina al Txantrea y de ahí a Osasuna, para acabar en el Antiguoko (actual filial de la Real Sociedad) y ser ya no una promesa, sino una realidad futbolística.



Y yo con más pasión, más entrega y más experiencia que cuando lo conocí, pero siguiendo siendo el mismo pelao que años atrás. Eso sí, al menos sé que por mucho que algún día publique mi primer escrito, no ganaré el Premio Planeta ni en sueños.



También me dió tiempo a quedar con mi ex. Después de currar y entrenar acepté la propuesta de ir a ver una película a su casa. Con la sensación de ser un hombre castrado moral y físicamente pensé que no me vendría mal desconectar un poco.



Aunque esa historia la contaré mañana. Prometido. Antes de irme a entrenar la colgaré. Seguro.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Una de reflexión sobre la barra

Hoy es Jueves. Ansiando que llegue el sábado.
Comida familiar. Noche de concierto.
Domingo por la mañana, madrugar y al currelo.

En un principio no tenía intención de escribir ese verso primerizo. Pero resumen un poco las ganas que tengo de. Así que hoy seré leve. Standby de Extremoduro en los oídos.

Han pasado varias cosas en mi vida ultimamente. Varias batallitas que si saco tiempo iré contando. Hoy me han ofrecido la posibilidad de dirigir un equipo de fútbol 7. Me lo he pensado un poco y en seguida he aceptado. Hace falta la confirmación. Si al final ningún padre acepta dirigir al equipo lo más seguro es que me llamen. En caso de que me llamen volveré a los banquillos 9 años después de entrenar a un equipo infantil de fútbol sala. No negaré que estoy ilusionado con la propuesta, pero insisto en que hace falta la confirmación. Y como en su día, es algo totalmente altruísta. Poder llevar un equipo de fútbol es todo un sueño.
Soy el típico friki que cuando juega al FIFA (nada de PRO Evolution ni mierdas) se hace el modo mánager calculando todas las jugadas, estrategias y demás.

Antes de esta propuesta también he reflexionado mucho sobre mi vida y demás entorno personal. La conclusión es que tengo que hacer las cosas según un orden establecido. En mi caso como no tenía las gafas para ver de lejos y sólo veía lo de cerca, me he dedicado como un mono a no ver más allá de mis genitales. Pero eso ha cambiado. Primero disfrutar de MI vida. Segundo vivir MI vida. Tercero ya si eso eso pensar en NUESTRA vida. Y mi actual vida es sencillita. Conducir, trabajar, hacer malavares para llegar a final de mes, disfrutar de mis amigos y de mi blog ¿quién puede tener tanto en tan poco? Soy un jodido afortunado y lo sé.

Bueno ahí te dejo unos versos que escribí en el bar a ver si te gustan.

Bueno, bueno, bueno...

¿Quién? ¿Quien dijo miedo
queriendo decir "me muero"?

¿Quién escribió "te quiero"
en aquel viejo muro,
borrando su sentido
cuando lo leyó el mundo?

Quédate atrás con tus super problemas
"no me ha aceptado en Facebook"
"ya no me comenta"

Preocupate de llegar a final de mes sin pasar por la tormenta.

¿Quién soy yo para dar consejos?
Escribiendo versos encima
de una cámara de vinos, apoyado sobre una barra
sirviendo sueños etílicos.

Mi corazón tiene más vidas que un gato.
2006, 2007
errores para no volver a verte

He creído tantas veces que me iba a morir,
que de esta no iba a salir,
que me creo ya inmortal.

No. No es que yo sea diferente
pero tú con tus movidas
es que no eres ni normal.

Normal que no distingas entre el bien
o el mal. Siempre en la cuerda floja,
suspirando al filo de la hoja.

¿Quién soy yo para dar consejos?
Escribiendo versos encima de una cámara de vinos,
Apoyado sobre una barra, sirviendo sueños etílicos.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Comenzamos nueva historia

Bueno, bueno, bueno... Hoy comenzamos un nuevo mes. Hoy es el día de Todos los Santos. Los que nos dejaron. Lo que perdimos. Se confirma totalmente la teoría masturbartoria. Hoy sí. Por eso confirmo que hoy es el día de lo que perdimos y los que perdimos.

Al ritmo de "Bipolar" (Pol.3.14) comienzo otra "etapa". Más gráfica y por tanto más interesante. En la película "La red social" La ex novia del protagonista le dice "¿Te crees que toda la mierda que escribes en ese blog tuyo le interesa a nadie?" En parte me hizo reflexionar...Es cierto que cada cosa que escribo no es una obra de arte. Por eso voy a dedicarme a mí mismo. A que me conozcáis mejor. Por eso... hoy comenzaré con:

"Soy como Karim Benzema" porque siempre me quedo a puntito puntito de meterla. (Finalizar la ocasión para l@s mal pensad@s)




Sí, sí. Estoy sin afeitar. Y gordo..oh que sorpresa más grande. Pero míranos somos igualicos. A él no paran de darle oportunidades. Vale, contra el Hércules rozó el gol y no paró de hacer jugadas pero no la metió. No finalizó. Igual que yo. Me elaboro la jugada. Hago asistencias y méritos pero por "x" motivos no consigo finalizar. Me quedo a las puertas. Menos mal que a partir de hoy dejaré de tomar la pastillita verde (color esperanza) y seguirá a mi bola como queda dicho por ahí. Fíjate que no consigo encontrar diferencias evidentes entre él y yo por mucho que rebusque.

Mil gracias y espero vernos pronto.




domingo, 31 de octubre de 2010

Meterla en el Consum

Como dije en la anterior entrada, tuve anécdota en el Consum. Mis padres ajustaron el presupuesto para la compra y con el último euro que tenía compré papel higiénico. Dejé en una de las taquillas la comida para gatos y la cerré con su respectiva llave.
Todo normal mientras hago la compra pero a la hora de ir a sacar mi comida para gatos, veo que al meter la llave ésta no giraba.
Disimulando empiezo a meter de menos a más la llave. Levantándola un poco. Bajándolo otro poquitin. Ahora un poquitin a la derecha. Parecía estaba buscándole el punto "g" a la cerradura. Todo esto de forma disimulada. Pero cuando uno se aburre en la caja del super, se pone a observar lo que sucede alrrededor. Una señora que pasaba por ahí me se me acerca. "¿Estás seguro de que es esa la correcta?" Miro bien el número del llavero. 5. Vale. Ahora miro el número de la taquilla. 5. De Acuerdo hasta ahí coincide todo. "Sí sí, sólo que no abre"

Mientras la señora se aleja vuelvo a mi empeño de conseguir mis merecidos 50 céntimos y mi paquete de comida de gatos. No hay manera.

Me giro y como una decena de mujeres se me quedan mirando y ladean levemente la cabeza hacia el lado derecho. Sé lo que están pensado y no me gusta. "Pobre muchacho...no sabe girar una llave. Pero bueno...al fin y al cabo es un hombre y más no se le puede pedir" Así que tras tantas miradas compasivas vuelvo a mi cerradura. Sí, sí. MI cerradura porque aquello era algo personal. Sabiendo que el honor de todos los hombres que hacemos la compra estaba en juego, vuelvo a juguetear con la llave. Más. Menos. Izquierda. Derecha. Ahora la puntita de la llave. La saco y la vuelvo a meter y nada.

Tras medio minuto de reintento y otros 3 perdidos en el primero, decido aceptar mi derrota ante una taquilla del Consum. Mientras me acerco al encargado /cajero recibo la sonrisa comprensiva de tres mujeres. "Bueno chaval, al menos lo has intentado. Otro día será" Traduzco de sus miradasy sonrisas.

"Buenas campeón. Verás es que no me abre la taquilla" Le expongo al cajero. Se levanta y se dirige triunfante hacia ella.

"Es la cinco ¿verdad? siempre es la misma" Expeta como si fuera tan normal como el día y la noche. Yo en las apenas 3 zancadas que da me siento triunfante. Por fin voy a conseguir mi tesoro. Por fin la taquilla tendrá su merecido.

"Es que tienes que meterla hasta el fondo" Me rompe. La mujeres se ríen al escuchar el comentario. "La no costumbre" sopeso para mi interior.

Y tras coger mi comida para gatos salgo sonriendo del local. Mi vida es esta y me encanta.

Por cierto. Ayer fui al cine y vi "La red social" Brutalmente interesante. Aunque eso sí, si Chuck Norris no tenía expresividad facial, a Jesse Eisenberg (protagonista) parece que sólo le pagaron por posar en dos secuencias con distinto traje y el resto ha sido copiar y pegar. No muestra un ápice de felicidad o tristeza. Sólo ceño fruncido.




Y para acabar...Al comprar palomitas y una botella de agua (nunca antes me había comprado palomitas para ir al cine. Hecho que puedo demostrar) vi que una de las chicas estaba comiendo palomitas. "Buen provecho le suelto" Mientras me dirijo hacia la sala con mi mano izquierda lanzo la botella de agua al aire pero se me cae al suelo.

Las dos chicas empiezan a partirse el culo y herido yo en mi orgullo les solté un "¿Pero pensabáis que me iba a salir bien? Eso sólo ocurre en las películas" En realidad los malavares en el bar las hago con la mano derecha. Mal día y momento ayer para empezar con la izquierda.

Muchas gracias y espero verte y que me comentes pronto. Gracias

sábado, 30 de octubre de 2010

Grande Rulo

La verdad, así como Fito Cabrales me decepcionó en su firma de discos en E´Leclerc hace un par de años (por otra parte entendible. 200 quinceañeras esperando que les des sus tres segundos de gloria) con Rulo uno se soprende. Considerado un compositor del más alto nivel, comparado con los grandes de su género a nivel nacional como pueden ser "Robe" (Extremoduro), "Kutxi" (Marea) e incluso de forma más lejana comparado con "El Drogas" (Barricada) es increíble la cercanía que muestra. Recuerdo en un concierto de "La Fuga" en el que después de la actuación me chupé 2 horas y media para esperar a que salieran. Al final un grupo de 12 personas pudimos acceder a los vestuarios y allí estaban todos. Una enorme banda de rock, conocida en casi toda latinoamérica, en gran parte de Europa, que se mostraban más cercanos que cualquiera de nuestros amigos.

Con Rulo me di cuenta de su humildad. Se podía haber molestado. Nos podía haber mandado a la Seguridad del pabellón. Incluso con una enorme sonrisa nos podía haber cerrado la puerta en las narices. Pero no. Nos preguntó por cada uno de nuestros nombres. Incluso nos invitó a que nos fueramos de bolo con ellos y siempre estuvo receptivo a cualquier petición que le hiciéramos. Cual anfitrión abre las puertas de su casa y te agasaja con todo lo que tiene. Haciéndote sentir por momentos que eres importante. Pasas de verlo en los videoclips a ofrecerte un tirillo de tabaco aliñado y la verdad es que flipas.

Todo esto viene porque tengo ya su último libro-cd firmado y DEDICADO. Y el muy cabrón ha acertado. Aunque sea una frase genérica y no recuerde quién coño soy me ha encantado. "Pá Unai Salud,Rock y Suerte" porque es lo que necesito.
Salud puedo afirmar que mientras escribo estas líneas tengo.
Rock... esto...espera que quizás no has leído las últimas diez entradas.
Suerte...es tan relativa como la felicidad. Aún así siempre me he considerado un tipo afortunado.

Mañana cambio de registro y contaré una batallita que me ha pasado hoy en el consum. Prometo os reiréis tanto como yo.

jueves, 28 de octubre de 2010

Confirmación de

Hoy querido público vendré a confirmar lo que ya sabemos todos los que leemos este blog.
Que lo de la teoría masturbatoria hoy lo confirmo. En este último caso parecía que no...pero al no dar señales de vida...confirmo que es así. Siempre que...adiós good bye.

Confirmo también que soy totalmente gilipollas. Demasiadas hostias en tan poco tiempo no me han sentado bien. ¿A cuantas habéis visto desfilar por este blog? ¿Tres ó cuatro? Esto no puede ser. Por de pronto viene Rulo el día 6 a Villava. Por de pronto mañana mismo me compro la entrada y aunque vaya sólo o acompañado y al día siguiente curre...Ahí estaré. Dejándome la garganta por Rulo.
Ya véis que soy un iluso total...decir que estoy de bajón es poco...Aunque no sé si es la ironía o mi forma de ser e incluso ambas cosas lo que no me impide sonreir. El puto Poeba Borracho ansía enamorarse como un tonto ansía un lapicero. ¿Pues sabes qué? Que un pasito para adelante y dos para atrás. Si al final lo de esta chica no me sale bien, volveré a mi caverna mediática de Rock, bebidas espirituosas sabor madera y conducir. Altas dosis de conducción. Ah...y si te gusta mi ironía...puede que a partir de ahora disfrutemos con la salsa agridulce con la que mezclo todo.

Sí, sí. Hace un mes, mi felicidad consistía en tener el coche que tengo, tener un trabajo y unos amigos y una familia que me querían. Tonto yo por ser más ambicioso de lo que debo. Todavía conservo esperanzas. Negarlo sería mentir pero es que...SIEMPRE igual. Tengo que centrarme en lo que realmente importa.
Centrarme en lo mío y dejarme de complementos. Un coche si no cuidas el motor...por muy bonito que lo tengas y demás no sirve para nada. Pues eso.. La senda que me ha hecho sentirme tan querido por mucha gente y por ti también, es esa. Ir a mi puta bola. Dar lo que tengo que dar a quien me lo demuestra y no callarme nada. Porque las cosas son como son y no pueden no ser.

Estar como las putas regaderas, con mis blogs, mis poesías y mis paranoyas diversas. Vivir según mi estilo y pautas. Respetando mi entorno social y bla bla bla. La cosa está en que me gusta ser un poco animal, porque por mucho que nos disfracemos de...seguimos siendo animales. Con educación, razón y lógica pero animales "SOMOS UNOS ANIMALES" Extremoduro. Por eso, y para que sólo el viento lo pueda escuchar, donde esté un coño que se quite una vajina. Un joder se quite un me cachis. Un beso apasionado se quite un beso protocolario

miércoles, 27 de octubre de 2010

Por una serie de circunstancias ajenas a mí, no he podido atenderte como he querido. En parte me ha afectado tanto que me ha descolocado parte de mi cabeza jeje. Aún así por fin he tenido tiempo para sentarme de mi pantalla favorita (se llama Acer) y contaros una de mis batallistas. Así que hoy trataré dos rápidamente.

1º INTOXICACIÓN JORNALERA LABORAL: O bien "ciego" laboral. ´

Así es como he definido la sensación mental que padecemos cuando trabajamos más de lo que queremos / podemos. Te sientes "volado" dices chorradas para ocupar el tiempo. Sólo aspiras que el reloj que te marca las horas acelere. Y para llenar ese espacio te empiezas a emparanoyar.
Como cuando vas borracho, te da por mirar el móvil y pensar en enviar algún sms con el resultado de tu paranoya. Sí. Al igual que cuando vas etílicamente mal, también te da por enviar sms a tus ex y futuras parientas y el resultado no varía jajaja.

2º punto de hoy. ME ENCANTA MI VIDA.

No sé cómo lo hacen pero aciertan. Siempre que discuto con mi futuro sentimental, aparece justamente ese día y apenas 1 hora más tarde, una persona de mi PASADO sentimental/sexual. (Ambas cosas hay veces que van separadas) Por si acaso, no haré referencia temporal a cuando pasó por última vez.
Me llamó y no cogí. Por desgracia considero que tengo mucho que ofrecer, y si en su día no valoró mi pontencial...No soy el segundo plato de nadie. Entre otras cosas porque ya lo fui con una persona durante mucho tiempo y sé que no estoy hecho para eso.
Supe que era ella porque durante un tiempo preventivo no borro ciertos números de la agenda.

Esto me hizo recordar una de mis batallas con ella. Yo iba de borrachera emociono-sexual. Buscaba un pecho que me acogiera pero que también pudiera sobar. Apareció ella. Ex compañera de clase...pues ale tira.
Nos enrrollamos. Una cosa lleva a la otra y comienza a "merendar". No paraba de mirarme con cara de perro degollado y venga a preguntarme "¿te gusta? ¿eh? ¿eh?" Así que me desconcentré y me quedé como la Torre de Pisa, pero de Blandi Blú.

En una de esas noto un pellizco del copón. Doy un bote en el asiento del coche.
La miro "Pero chiquilla ¿qué estás haciendo? Lo tuyo no es pellizcar es...comer" La escena, hoy día me parece por partes extraña, por partes graciosa. "Es que verás...tienes un pelo enquistao en la ingle y he decidido quitártelo"
"Avisa que vas a cambiar de actividad" le respondí. Y mientras seguía con la actividad bucal, se lanzó a operarme allí mismo con las dos manos. Yo miraba al frente flipando. Pensando en si esto es lo habitual o es que me codeo con gente peculiar.
Para no ofender a la chica, y viera que no me ponía, pensé en otras experiencias. Me fortalecí. A ella le dió igual. Siguió venga a quitarme ese pelo enquistado y de paso 3 o 4 más.

Me vine abajo. Se soprendió. Le lancé una excusa demasiado bochornosa "esto...es como la economía, que ya no hay quien la levante. No porque...nunca me había pasado y (viendo la escena que me has montado) no creo que por mucho que lo intentes, mejore. ¿Perdón?"

Recogimos bártulos y nos pusimos en carretera de nuevo. Y tengo que escribirlo. Mientras escribo esta entrada, me llama una ex. Jajaja. Menos mal que es sólo para la firma de discos de Rulo y hoy no he discutido con la que espero sea mi "futuro".

domingo, 24 de octubre de 2010

"Un Cubata de coca cola" Nochevieja de 2008. Bar Krawell.

Hoy me he enterado que tendré un primo de aquí a 6 meses... Anda que no. Hoy es un gran día para la familia Hoy se confirma que los viejos roqueros nunca mueren, sólo cuelgan la guitarra.

Mi tío siempre ha estado en un pedestal para mí. Sólo tiene 15 años más que yo y eso ha hecho que lo viera más como un hermano mayor.
Es el mejor tío del mundo porque siempre ha ido a su bola y sus consejos han sido como el de un sabio para mí. Desde aquel ya lejano "tu vida es un tren donde tú decides quién se sube y quién se baja" hasta el último que me dió "tienes talento y por una chorrada lo estás desaprovechando. Toda tu familia te apoya. Yo no tuve la oportunidad y tú lo tienes todo. No la desaproveches"

Y es cierto que no he compartido todo el tiempo que quizás hubiéramos querido, pero el tiempo que hemos pasado está lleno de batallas. Por eso lo tengo en tal alta escena.

Como aquella vez que había un hotel abandonado y nos metimos a coger unos armarios a las 9 de la noche. Un armario que entre él que está cuadrado y yo...que aunque de fuerza no ando sobrao, por mi tío levanto un trailer, apenas conseguíamos levantar 50 cm del suelo. Y por un terreno super escarpado lo transportábamos en un silencio tenebroso. Medio agachados cada vez que pasaba un coche. En una de esas a mí se me escapó y lo partí. Así que vuelta a empezar.
Abrió una puerta. Salió una araña tras ella y no sabéis cómo acojona, que en medio de la oscuridad de la noche de un lugar aislado, en una habitación de película de terror, un tío de 2 metros de largo por 1.90 de anchura de hombros se ponga a gritar... Creo que si esa vez no me cagué encima, cuando tenga una inspección de Hacienda será un cachondeo.

A él le debo mi pasión por el motociclismo, por el conducir de forma correcta. (Porque pisar lo sabemos hacer todos pero entrar en curva calculando cada cm de coche sólo lo sabe hacer él y la gente que amamos la técnica al volante. En mi caso particular estoy ha años luz de él, pero poco a poco.)
A él le debo también esa admiración por la tranquilidad. Esa filosofía de tener paciencia, calma y ser un tío de puta madre. Le debo sacar fuerzas de flaqueza. Le debo muchas teorías como aquella de "tu vida es una pirámide. Cuando cometes un error es que no acertaste a poner bien la piedra y tu piramide se derrumba. Así que sólo te queda volver a construir otra pirámide pero de forma más estable"

Vuelvo a repetir que tengo que el mejor tío del mundo jeje. Ahora hasta me estoy emocionando jaja. Y lloro de felicidad más que de otra cosa. Porque esa es su pirámide y espero que sea perfecta. La definitiva.

En fin tío si lees esto que sepas que no me atrevo a decirtelo a la cara porque si ahora me emociono...imaginate en persona jajaja. Gracias por enseñarme que lo que digan los demás me la tiene que sudar. Gracias por ayudarme a encontrar mi estilo. A ser un rockero en condiciones. A impartirme una filosofía de vida que me está sirviendo de muchísimo, al amor por los míos y al arte de la paciencia y la no desesperación. Y fíjate que con lo patoso que soy nunca me has gritado jajaja y eso que te he llegado a desesperar jeje. No es una despedida. Es una confirmación de que serás un padrazo acojonante. De que si siendo tu sobrino me he sentido querido...imaginate tu hijo...

También tengo que avisarte de que pienso ser el mejor primo que ha existido. Y que tú hijo será más que un primo, un hermano más para mi. Joder...parezco aquí el lavaplatos del puto bar, venga a soltar agua jejeje.

Pues esa es la entrada de hoy...una declaración pública de principios para mi tío. Porque merece ser feliz y se ha ganado por su forma de ser, el cariño, el respeto y la amistad de todos los que le conocemos.
El Poeta Borracho de alegría y más llorón que nunca (empiezo a preocuparme porque llevo 16 mins venga a llorar...a este paso voy a adelgazar de tanto emocionarme) se despide hasta la próxima entrada. Gracias por leerme y espero seguir viéndonos por aquí...

viernes, 22 de octubre de 2010

Premoniciones

Son las 12 en punto de la mañana de el viernes 22 de octubre de 2010. Tengo tanto sueño que mi cuerpo me pide algo que no le doy. No. No es comida sino sueño. Tengo tanto sueño que esa falta la sacio con zumos y con paradas hipnóticas frente al televisor del bar. No sé ni qué cojones ponen, pero esa pausa zombie me sienta de maravilla. La gente comenta el fútbol de ayer. La dureza de sus malpagados trabajos y yo sólo tengo pensamientos para qué haré primero nada más salir de aquí.

Los planes pasan primeramente por ducharme y quitarme este olor a tabaco y fritanga tan peculiar de la hostelería a pequeña escala.
Lo segundo viene a ser si irme al cine solito como vine al mundo o empezar a maquinar los planes enamoradizos que tengo. De esto último no tengo muchas ganas porque no sé si mañana tendré contacto. Del cine me asusta pagar 6 euros para,literalmente, dormirme.

La otra cosa que no paraba de tener en mente, era escribir esta entrada. Mi recuerdo al pasado Miércoles. El peor en mucho tiempo. Así que pongámonos en situación.

Martes por la noche. Tras pasarme 14 horas metido en una barra de bar y tras cerrarlo, me encamino a casa. Algo me dice que será una noche más larga de lo que yo quisiera. Como quien espera en el pasillo de un hospital una noticia, me fumo algo de tabaco bien aliñado en un aparcamiento cercano a donde vivo. Espero con una paciencia premonitoria de malas noticias, que me suene el movil. Cuando ya voy por la mitad del cigarro y las farolas de la noche competían por ver cuál brillaba más, suena el móvil.
"Malas noticias...lo que prometía ser un fichaje estrella se complica a última hora. El posible retorno del ex-capitan al equipo hace dudar al presidente si fichar o quedarse con lo que tiene"

Me acabo el cigarro. Me gustaría conducir durante toda la noche y acabar estrellado. Me gustaría bañarme en whisky y perder la consciencia. Al final sólo meto un pequeño aceleron y subo el volumen de la música. 15 horas de curro y un sinfin de ilusiones para esto... Siento que empiezo a derrumbarme.

Miércoles: 10 de la mañana. El bar se encuentra a reventar de gente almorzando. Como viste en la anterior entrada...no tenía mucho ánimo de nada. Me meto a la barra y...premio. La barra indundada. Mi jefe en vez de ir a intentar arreglar el desperfecto, dice que se va al gimnasio. Cada vez que pongo el lavavajillas se inunda más. Mientras no paro de servir, el cachorro no deja de escupir agua cada vez que tengo que lavar. (Sanidad impide lavar a mano) Cada pisada que hago sobre los periódicos es como pisar un excremento canino. Me desesespero. me dan ganas de echar a todo el mundo y cerrar el bar. Me dan tantas ganas que hasta paro durante 20 segundos y cojo las llaves. Las miro...No puedo.

Para colmo, el equipo por el que iba a fichar vuelve a aparecer en escena. Dice que su ex capitan ha mejorado muchísimo y puede que sea titular para el resto de la temporada. Me hundo. Ahora sí no hay vuelta atrás. Hago más fugas que el lavaplatos de la barra. Toco fondo y me declaro en rebeldía con el presidente del equipo. Le digo que yo no soy segundo de nadie y que cuando ficho por alguien es hasta el final. Que paso de jugar algo que en su día jugué y perdí. (de ahí la metáfora del ratón de laboratorio)

Ahora mismo se podría decir que estoy en punto muerto en ese aspecto. Me he dado cuenta de que no me urge fichar por ningún equipo. ¿Qué es cierto que estaría muchísimo mejor fichando? No seré yo quien lo niegue...pero si no se han interesado por mí, es porque no han visto todo lo que puedo dar. Y es una pena, pero no voy a estar donde no se me tenga en cuenta.

La otra cosa que aprendí fue que el diario "El País" es mejor que una esponja. Yo de vosotros siempre tendría un par de ejemplares de ese diario a mano. Yo flipaba lo bien que aguantaba el agua. Cómo la absorvía...los Bomberos no necesitan de bombas de agua para evacuar, con una docena secan el Mar Mediterráneo.